• header1
  • header2
  • header3
  • header4
  • header5

LÍDERES DE LA ALIANZA GREMIAL DEL TRANSPORTE DE CARGA TERRESTRE DE CHILE PRESENTAN POSICIÓN CONJUNTA EN COMISIÓN DE HACIENDA DEL SENADO

Los dirigentes máximos de la Alianza Gremial del Transporte de Carga de Chile, Sergio Pérez Jara, Pdte. de la CNTC y Mauricio Perrot, Pdte. de ChileTransporte, encabezaron la delegación que asistió a la sesión de la Comisión de Hacienda del Senado, citada el día martes 6 de enero, 2015, para analizar el proyecto de ley sobre el Impuesto Específico al Diésel.

Por parte de ChileTransporte, asistió también el directivo Javier Insulza y en representación de la CNTC, los dirigentes Gustavo Romero Astudillo, Baldemar Higueras, Ramón Ros, Cristian Fredes, Jaime Ramírez y el asesor comunicacional, Mario Boada.

Encabezaron la sesión parlamentaria los senadores integrantes de la Comisión de Hacienda, Ricardo Lagos Weber, Juan Antonio Coloma, Andrés Zaldívar, José García Ruminot y Carlos Montes, con la presencia del Ministro de Hacienda, Alberto Arenas.

Los directivos gremiales Pérez y Perrot, presentaron la posición de la Alianza Gremial del Transporte de Carga de Chile frente a la propuesta legislativa del Impuesto Específico al Petróleo Diésel. Como punto central se solicitó reconsiderar el plazo de vigencia del proyecto de ley para evitar su promulgación (renovación) hasta el año 2018 y en cambio considerar un período de vigencia inferior a dos años. El planteamiento gremial se sintetizó en un llamado a colaborar entre la industria de transporte, las autoridades de gobierno y el parlamento, para dar forma a una nueva ley permanente del combustible en Chile, que corrija las inequidades y limitaciones de la actual legislación que siempre ha tenido un confuso e inadecuado carácter de vigencia transitoria.

La posición conjunta, defendida por la CNTC y ChileTransporte en relación al Impuesto Específico al Petróleo Diésel para las empresas de transporte de carga, fue abordada desde el punto de vista histórico, técnico, estadístico, financiero, distributivo y de inequidad en el marco impositivo que afecta hoy a la industria del transporte. De igual modo, la propuesta fue respaldada por un estudio económico realizado hace un par de años por el entonces académico de la Universidad de Chile y actual Subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco. De igual modo se sumó un estudio en derecho sobre las inconsistencias legales del proyecto de ley, realizado por los expertos Emilio Pfeiffer y Alberto Naudon.

Después de una deliberación privada, la Comisión de Hacienda del Senado votó por mantener el proyecto de ley con el mismo estado y condiciones actuales, con votos a favor de los senadores Lagos Weber, Zaldívar y Montes, con voto en contra del senador Coloma y con la abstención del senador García. 

El senador Lagos Weber manifestó que esta situación dice relación con una discusión más larga sobre el tipo de combustibles que uno quiere privilegiar; políticas medioambientales y financiamiento de gastos permanentes”.

En esa línea expresó que “hay un compromiso del gobierno para solicitar estudios de la OCDE y el BID sobre los temas tributarios, medioambientales y de combustibles y le exigimos que sea en el menor plazo con una calendarización para un estudio de un impuesto razonable, homogéneo, justo y equilibrado para todos los combustibles”. 

 

 

El senador García Ruminot justificó su voto de abstención señalando que “si bien todos estamos a favor de un reintegro de los valores que pagan los transportistas por concepto de peajes e impuesto específico a los combustibles, no estamos de acuerdo en que hoy existan distintos tramos para la recuperación y que dicha modalidad se prorroga por 4 años más”.

A su juicio, “el mecanismo debió ser de un año para hacer un estudio más acabado y serio de estos impuestos. Hay sectores de la economía que debiendo pagarlo no lo hacen y quienes si lo tienen que pagar ven recargada su carga tributaria”. Por eso insistió en la necesidad de realizar “un estudio de racionalización para el pago de los impuestos a los combustibles de modo que la carga se distribuya mejor entre los contribuyentes”. 

 

 

En la misma línea, el senador Montes admitió que “a ninguno le convencía la prórroga por los 4 años pero le planteamos al gobierno que tenía que hacer un estudio en plazo de un año con una propuesta más global con alternativas”. Puntualizó que el diagnóstico general es que “el modelo actual no funciona bien para recaudar US$ 2.500 millones de dólares, contribuir a la descontaminación y que estimular un cambio del patrón del combustible de tal forma que vayamos pasando del petróleo a otra fuente de energía para el funcionamiento de los vehículos”.

 

La propuesta legislativa del Gobierno se votará, en trámite final, en la Sala Plenaria del Senado hoy miércoles 7 de enero a las 16 horas.

INFORMACIÓN Y OPINIÓN

AGENDA Y ACTIVIDADES

ESTUDIOS