Gran Foro del Transporte

Gentileza: Revista T

Cada uno de los representantes gremiales destacó el compromiso de los camioneros para garantizar el abastecimiento de las ciudades, desde el momento mismo en que se generaron las manifestaciones, pese al riesgo de ataques en calles y carreteras y la incertidumbre en seguridad reinante en el país.

En este sentido, con su vehemencia habitual, Sergio Pérez fue el primero en resaltar que

“pudimos haber creado un enorme problema si los camiones nos deteníamos con los buses. Se habría creado una crispación y el inicio de una guerra civil y quiero ser duro en este análisis. Gran parte de nuestras empresas están en quiebra. Los grandes generadores siguen haciendo su negocio, pero las pymes están en riesgo. La mitad de nuestros colegas ya no pueden factorizar y la cantidad de trabajo y de buenas remuneraciones que pagamos se van a terminar. Una gran mayoría del transporte lo hacen los que andan con el ‘maletín negro’, gente que no tiene camiones y eso se puede resolver rápidamente con un decreto. Es un momento para que terminemos con los diagnósticos”.

Sergio Pérez

Asimismo, en este seminario organizado por RevistaT entregó una primicia respecto de la organización de los gremios. “Junto a Fenabus, Agetich y ChileTrasporte hemos formado el Consejo Superior del Transporte y vamos a pelear y luchar, pero en forma verdadera, no con más diagnóstico. Esto es un gremio, pero sin políticas públicas definitivas la cosa no funciona”, dijo Sergio Pérez.

Visión de Victor Manuel Jorquera

Luego le tocó exponer a Víctor Manuel Jorquera, presidente de ChileTransporte.

El director de Chiletransporte enfatizó que se pueden entender las demandas sociales cuando se ve que hay empresas con rentabilidades aseguradas mientras otras, como el transporte, debe enfrentar la incertidumbre mes a mes de cubrir gastos como los sueldos que son aproximadamente el 33% de sus costos.

Durante estas semanas se ha producido una baja importante en los ingresos de las empresas y, en ese sentido, dijo que la prioridad para sus asociados es el pago de remuneraciones.

“Es el número uno en la lista y, luego, el Estado con los impuestos. Veremos cómo lo arreglamos, pero hoy es época de valientes y hay que seguir invirtiendo y seguir trabajando. Todos nos necesitamos, grandes, medianos y chicos, todos tenemos que hacer la pega”.

Víctor Manuel Jorquera, presidente de ChileTransporte

En su exposición criticó fuertemente todos los tipos de violencia expresados durante las movilizaciones, pero puso énfasis en una que no se ha destacado tanto.

“La violencia de los empleados públicos, que igual van a recibir sus sueldos a fin de mes si deciden no trabajar. Vimos a funcionarios que tienen sueldos elevadísimos, como en Enap, una empresa estratégica, que ante la crisis anunciaron el desabastecimiento de combustible. Los empleados de Aduanas y el SAG, cuando se van a paro, no afectan al Gobierno, sino que atentan contra nosotros, contra los emprendedores y todos los chilenos que pagan sus sueldos y que no pueden seguir trabajando exportando o importando bienes. No se puede aceptar esta violencia que afecta al más vulnerable”.

Cerrando las exposiciones de los dirigentes gremiales, Juan Araya, presidente de la CNDC, señaló que realizaron una encuesta entre sus asociados y la mayoría tuvo una caída de hasta de 50% en sus operaciones en octubre y noviembre, pero que está optimista en que las cosas van a mejorar para el rubro porque “históricamente nos han tocado tiempos buenos y malos”.

No obstante, puso énfasis en que es necesario abordar ciertos temas para que los camioneros sigan aportando al crecimiento del país.

“Hay ‘corta colas’ que afectan a la industria, se llevan los contratos y le pagan menos a los verdaderos transportistas. Para eso estamos trabajando la asociatividad de nuestra gente, ya que unidos se puede lograr más. También se debe dar prioridad a los transportistas de la zona en los sectores industriales, no a inversionistas que vienen de afuera, se llenan los bolsillos y luego se van”.

Juan Araya, presidente de la CNDC

El dirigente también puso en el tapete algunos de los temas que han sido consigna de los movimientos sociales, como es el elevado cobro de peajes, y también, algunos sectoriales, como el Impuesto Específico de los Combustibles. “Hay que aprender a subir las tarifas si suben los peajes y el diésel, es una cosa de lógica”, indicó.

Mensaje recibido

Luego llegó el turno de análisis de la ministra de Transportes Gloria Hutt, quien primero agradeció el compromiso y esfuerzo de los transportistas por mantener abastecido al país, pese a las dificultades y la inseguridad en las rutas. Puso énfasis en que se están creando instancias de soporte, a través de Corfo, para las pymes que no tienen un respaldo para soportar una caída tan fuerte en sus negocios y así tener garantías para poder cubrir sus pagos, ya que es clave la continuidad operacional, especialmente de las empresas más pequeñas.

Destaco, asimismo, la importancia para el Gobierno de contar con los gremios, como instancias serias y sólidas con quienes tratar al momento de abordar la políticas públicas, en instancias donde han surgido muchos “liderazgos oportunistas”, como los definió.

Además, enfatizó que fue un error histórico haber visto las necesidades sociales desglosadas sectorialmente sin prever el descontento que generaba la suma de ellas.

“Donde el costo de acceder a la modernidad pasó, en muchos casos, a ser mayor que los beneficios y creció la sensación de que por mucho mérito que se haga, no había una satisfacción de parte importante de la sociedad”,

Gloria Hutt, Ministra de Transporte

Al centrarse en las necesidades del sector, reconoció que hay que cambiar el foco y la forma, pero no los objetivos; como profesionalizar la industria, contar con un Registro Nacional de Transporte de Carga, tener más información que haga más eficientes los procesos y lograr una igualdad en las condiciones de los contratos.

Gloria Hutt, ante la consulta sobre sincerar los objetivos de los impuestos, como el Específico de los Combustibles, también anunció que está haciendo un estudio sobre el mapa tributario de la industria.

“Cuando uno mira, hay un gran rompecabezas con piezas de sucesivas negociaciones sectoriales para los tributos, pero no hay claridad de los objetivos. Es la oportunidad para revisar y ordenar y tenemos que trabajar todos juntos ahí”, indicó la secretaria de Estado.

Así, también fue desglosando otras necesidades. “Avanzar en una mirada más allá de lo operacional, donde el Estado actúe como soporte, pero dando espacio al emprendimiento. Bajar la incertidumbre; ordenar el tema de los subcontratos o los llamados “corta colas”, que son una distorsión; lograr un mayor equilibrio en los contratos con los generadores de carga; traspasar los aumentos de costo a las tarifas; ver temas de seguridad vial; promover el desarrollo regional de las empresas y, también enfrentar deudas de genero e incluir a la mujer, porque esta industria siempre ha sido muy machista”, cerró sus planteamientos con algo de humor.

La Visión del Subsecretario de Obras Públicas

Discurso del subsecretario de Obras Públicas, Cristóbal Leturia.

Finalmente expuso el subsecretario de Obras Públicas, Cristóbal Leturia, quien centró sus palabras en las criticas surgidas contra las constantes alzas de los peajes y donde reconoció que, por mucho que no guste, la modernidad en las carreteras es un tema que se debe pagar y se hace a través de los peajes. Enfatizó que el sistema de concesiones ha sido exitoso, pese a que se ha tenido que ir aprendiendo de algunos errores, donde puso como ejemplo el caso del túnel El Melón que “fue malo y caro”, como definió.

“Estamos en un momento muy importante porque estamos planificando las carreteras de los próximos 30 años y, quienes más que ustedes, que las usan a diario y saben cuáles son las necesidades, pueden aportar para hacer un diseño adecuado. Los invito a que trabajemos juntos y dialoguemos para que el resultado sea el mejor para todos y para Chile”.

Cristóbal Leturia, Subsecretario de Obras Públicas

Balance

A modo de cierre los dirigentes gremiales se comprometieron a trabajar en soluciones para problemáticas como disminuir los tiempos de espera y que los camiones no se transformen en bodegas en los puertos, transparentar los objetivos de los tributos y avanzar en normas que hagan más ágil el transporte, como las “escoltas privadas” para cargas sobredimensionadas que sigue pendiente.

Por el lado de la Ministra Gloria Hutt, concluyó con la necesidad de “poner énfasis en la fiscalización efectiva de los ‘informales’ para lograr que las condiciones de trabajo para todos sean más justas”.

Deja una respuesta